Portada | Busca libros | Busca textos | Últimos | Comentarios | Votaciones | Webs libros | Webs autor | Contacto | Superación personal

326 usuarios conectados

37024 libros (30000 idiomas -19 noveles) + 289 audiolibros + 20314 documentos

9 razones para estudiar arquitectura


Hay muchas razones para estudiar Arquitectura. Explora aquí nueve de las mejores razones que te motivarán y te mostrarán cómo puedes utilizar un título de Arquitectura para mejorar tus perspectivas profesionales.

1. Convertirse en un brillante solucionador de problemas.
Adquirir habilidades técnicas para resolver problemas de diseño te convertirá en un pequeño superhéroe. La carrera de arquitectura te enseña a tomar un montón de datos e información y a interpretarlos para saber cómo diseñar un edificio o resolver un problema.

Las respuestas nunca llegan de inmediato; se obtienen a través de la investigación del problema y de muchas versiones de prueba y error hasta llegar a una solución perfecta. Esto se llama proceso de diseño.

El mismo proceso de diseño y la misma lógica utilizados para diseñar un edificio pueden servir para resolver muchos problemas que no tienen nada que ver con la arquitectura.

Una vez que aprendas y descubras cuál es tu proceso de diseño, cambiará tu forma de abordar los problemas en todos los ámbitos de la vida. Las habilidades técnicas que se utilizan para resolver los problemas de diseño son las mismas que se utilizan para resolver los problemas de la vida cotidiana. Como consejo, una excelente opción es apuntarte a un prestigioso máster de arquitectura en Madrid.


2. Viajar

Estudiar Arquitectura te permitirá conocer la larga e ilustre lista de maravillas hechas por el hombre en todo el mundo. Todos los que estudian arquitectura deben viajar para explorar cómo vive la gente en otras partes del globo. Durante tu primer año, es probable que estudies estructuras en algunas importantes ciudades como París, Londres o Barcelona. Como gran parte de la asignatura se imparte saliendo al exterior y obteniendo inspiración puede que tengas la oportunidad de visitar estos increíbles lugares y experimentar los edificios de primera mano. Incluso diría que la gente no sabe lo que es la arquitectura hasta que no sale de su burbuja y visita los edificios de otros países para ver cómo viven otras personas e interactúan con su entorno. Viajar es un requisito para todo aspirante a diseñador.


3. Práctica, práctica, práctica
Un grado de Arquitectura te enseñará a planificar edificios, para que se alineen con las estructuras preexistentes y proporcionen servicios eficaces. Aprenderás a tener en cuenta el impacto medioambiental de lo que diseñas y a pensar en cómo esos diseños podrían llevarse a cabo de forma razonable. Muchos cursos ofrecen años de prácticas, en los que podrás trabajar con un arquitecto cualificado y aprender de él directamente. Esto es una verdadera ventaja, ya que este tipo de enseñanza profesional es poco frecuente.


4. Diversidad de estudios
Una combinación de artesanía práctica y teoría histórica hace que los grados de Arquitectura combinen perfectamente las artes y las ciencias. Aprenderás la relación entre la geopolítica y el diseño de los edificios históricos, por qué el contexto puede cambiar la forma en que se construye un edificio, y cómo calcular ángulos, utilizar ecuaciones y analizar bocetos. Todo ello te permitirá adquirir un amplio conjunto de habilidades cuando te gradúes.


5. Ayudar a averiguar lo que quieres hacer con tu vida.
A menudo la gente empieza la escuela de arquitectura y rápidamente se da cuenta de que la arquitectura no es para ellos, pero tiene muy claro lo que debería hacer. Quizá sea diseño gráfico, ingeniería, programación informática, arte o lo que sea.

La intensidad de la escuela de arquitectura ayuda a la gente a aclararse y descubrir lo que debería hacer con su vida, aunque no sea arquitectura.

Ejemplo. Un chico, después de su primer año en el programa de arquitectura, se dio cuenta de que no era para él. Sin embargo, durante ese tiempo descubrió que el diseño gráfico era su verdadera pasión. Estudiar arquitectura fue un acto de descubrimiento en sí mismo, un paso para descubrir lo que realmente le apasionaba.


6. Marcar la diferencia
Los arquitectos tienen un efecto fundamental en las comunidades y en las personas que viven en ellas. Diseñan centros de ocio, escuelas y urbanizaciones, por ejemplo, muchas de las estructuras que la gente necesita para vivir, aprender y divertirse. Si estudias esta carrera, podrás trabajar en algo realmente significativo.


7. Trabajo en equipo
Estudiar arquitectura implica mucho trabajo en equipo. A menudo puedes encontrarte en medio de un proyecto de grupo, teniendo que coordinarte con otros para lograr un objetivo colectivo. No es fácil, pero ayuda a desarrollar habilidades transferibles de empatía, comprensión, delegación, comunicación y liderazgo.


8. Descubre de lo que eres capaz.
La cantidad de crecimiento personal que se produce durante los años de la escuela de arquitectura es alucinante. Los estudiantes entran como estudiantes de primer año totalmente intimidados por el trabajo que los estudiantes de tesis están produciendo, y 5 años más tarde ellos mismos están produciendo la misma cantidad de trabajo.

Todo el mundo es capaz de hacer mucho más de lo que cree. La escuela de arquitectura es una oportunidad increíble para poner a prueba tus límites de lo que crees que es posible.


9. Porque te encanta hacer cosas.
En la escuela de diseño, estás constantemente haciendo y produciendo cosas. Bocetos, dibujos, maquetas, renders, dibujos 3D por ordenador, pinturas, collages, fotografías, portafolios, currículos, buenas ideas... la lista es interminable.

También permite utilizar esa pasión por crear. Los estudiantes suelen estar tan concentrados en el proceso de creación que pierden la noción del tiempo y del resto del mundo. Estar despierto toda la noche con intensidad y concentración