Portada | Busca libros | Busca textos | Últimos | Comentarios | Votaciones | Webs libros | Webs autor | Contacto | Superación personal

66 usuarios conectados

37024 libros (30000 idiomas -19 noveles) + 289 audiolibros + 20314 documentos


Influencers en Instagram y compra de seguidores
 

Instagram. El mundo en un millón de imágenes.

¿Qué es esta cosa de moda llamada Instagram con la que niños, jóvenes y adultos parecen estar entusiasmados? Esta red social existe desde hace unos años y se ha ido desarrollando sin hacer ruido, sobre todo gracias a la nueva obsesión de todo el mundo por la fotografía móvil. Instagram es una aplicación de redes sociales creada para compartir fotos y vídeos desde un teléfono o inteligente o smartphone.



Una introducción a Instagram. La red social más colorida del universo digital.

Del mismo que Facebook o Twitter, todos los que crean una cuenta Instagram tienen un perfil y una fuente de noticias.

Cuando publicas una foto o un vídeo en Instagram, aparecerá en tu perfil. Los demás usuarios que te sigan verán tus mensajes en su propio feed. Del mismo modo, verás mensajes de otros usuarios a los que decidas seguir.

Bastante directo, ¿verdad? Es como una versión simplificada de Facebook, con énfasis en el uso móvil y en el intercambio visual. Al igual que otras redes sociales, puedes interactuar con otros usuarios en Instagram siguiéndolos, siendo seguidos por ellos, comentando, gustando, etiquetando y enviando mensajes privados. Incluso puedes guardar las fotos que ves en Instagram.
 

Dispositivos que funcionan con Instagram.




Instagram está disponible de forma gratuita en dispositivos iOS, como el iPhone y el iPad (descargable desde Apple Store) así como en dispositivos Android (descargable desde Google Play Store), y en teléfonos y tabletas de Google, Samsung, etc.

También se puede acceder a él en la web desde un ordenador, pero los usuarios sólo pueden subir y compartir fotos o vídeos desde estos dispositivos, Así pues Instagram está orientado al universo móvil, por eso da preferencia a este tipo de dispositivos.

 

Los influencers. Los "reyes del mambo".




Los influencers son usuarios de Instagram que tienen una credibilidad y una audiencia establecida; que pueden persuadir a otros en virtud de su confiabilidad y autenticidad. Los que influyen en su posición privilegiada son los usuarios que emplean el hashtag de su marca y que tienen el mayor número de seguidores. En España, los mayores influencers pueden tener un alcance de entre 100 000 y varios millones de acérrimos seguidores. Estos "Instagramers" de alto standing influyen en los hábitos de consumo e incluso en los atuendos y pensamientos de sus seguidores.

Dicho esto, algunas corrientes apuntan a que las redes sociales son una amenaza para los medios convencionales, radio o televisión, y que desde hace años estamos viendo un cambio de paradigma, donde algunas personas anónimas con el uso de un móvil o mediante la interacción con otras personas gracias a las redes sociales pueden crear un impacto en un entorno más o menos grande. ¿Perversión del sistema o nuevo orden? En el futuro próximo veremos los resultados. Recordemos que redes sociales igual o más importantes que Instagram han tenido una vida corta y han desaparecido del mapa virtual, por ejemplo: Vine, Orkut, MySpace, Hi5, Tuenti o recientemente Google+



Influencers más reonocidos en España

Los más influyentes y reconocidos en España, al menos por la cantidad de segadores, serían, entre otros: Cindy Kimberly con 3.4 millones, Cristina Pedroche, la conocida presentadora con 1.6 millones o la actriz Paula Echevarría con cerca de 2 millones.

Dentro del género masculino tenemos al joven modelo Álvaro Mel con 1.3 millones, al modelo y actor Jon Kortajarena 2.3 millones, al actor Óscar Casas 2 millones o Sergio Carvajal con 1 millón de seguidores.

Compra de seguidores, una moda controvertida

Sin embargo, no todo es glamour en este rincón tapizados de sonrisas y murales coloridos. Se ha demostrado que los influencers suelen comprar seguidores para así poder hinchar de manera considerable su cifra de fans, amantes de pulsar compulsivamente el botón del corazoncito. Esta controvertida estrategia constituye un modelo de negocio lucrativo que ha permitido a muchas empresas sacar tajada y a los influencers aumentar su músculo relacional de forma artificial. ¿Lícito, ético, censurable? Que cada uno saque sus propias conclusiones.
.