Portada | Busca libros | Busca textos | Últimos | Comentarios | Votaciones | Webs libros | Webs autor | Contacto | Superación personal

387 usuarios conectados

37024 libros (30000 idiomas -19 noveles) + 289 audiolibros + 20314 documentos

Las 12 principales ventajas de los cursos de verano en el extranjero


Las 12 principales ventajas de los cursos de verano en el extranjero


Tanto si estás centrado en tu superación personal, en tu futuro académico o en tu carrera profesional, un curso de verano tiene mucho que ofrecer. Abajo tienes algunos ejemplos de los principales beneficios de inscribirse en una escuela de verano en el extranjero.

Aunque en este artículo nos centramos en cursos en el extranjero, muchos puntos se aplican a cursos en tu propio país. De hecho, puedes también acceder a cursos de verano en diferentes provincias de España, como ejemplo puedes seguir cursos intensivos inglés en verano en Madrid.


1. Aumento de la confianza en sí mismo
Completar con éxito un curso de verano puede ser una gran manera de demostrar que eres una persona capaz y autosuficiente. Las investigaciones demuestran que los estudiantes procedentes de familias con bajos ingresos tienen más posibilidades de matricularse con éxito en una universidad de alto nivel tras realizar un curso internacional de verano. La experiencia de corta duración en el extranjero ofrece una visión suficiente de la vida del estudiante y le reta a soñar más alto. Hacer un curso de verano te ayudará a acceder a tu verdadero potencial, a acallar tus dudas y a darte la confianza necesaria para perseguir tus sueños.

2. Desarrollar las habilidades lingüísticas
Los cursos de verano ofrecen muchas ventajas para el desarrollo de los idiomas. Elige un curso de inglés u otro idioma internacional para avanzar en tus habilidades lingüísticas verbales y escritas. Aprende términos académicos específicos y desarrolla el vocabulario que necesitas para completar una educación internacional. Si te sientes preparado para el reto, también puedes probar los cursos de introducción a un nuevo idioma. Incluso si decides no elegir un curso de idiomas, la mayoría de las escuelas de verano ofrecen formación lingüística opcional durante tu curso en el extranjero.

3. Atiende a tus necesidades educativas específicas
Si tu universidad no ofrece un curso concreto que pueda interesarte, las escuelas de verano ofrecen un montón de opciones que satisfarán tu sed de conocimientos. Incluso si no sabes realmente lo que te gustaría aprender, echar un vistazo a una amplia lista de cursos de verano podría inspirarte para probar nuevas oportunidades de estudio.

4. Apoyar tu candidatura a la universidad
Selecciona un curso de verano que te ayude a decidir si quieres cursar una licenciatura o un máster en una materia relacionada. De este modo, también podrás mejorar tu solicitud universitaria con logros académicos relevantes. Considera la posibilidad de realizar cursos de verano diseñados para prepararte para diversas pruebas de acceso a la universidad. En un entorno académico altamente competitivo, cualquier prueba de interés en la materia demostrará tu compromiso de sobresalir en tus actividades académicas.

5. Entender el aprendizaje independiente
Durante un año académico exigente, los estudiantes suelen centrarse en meter en sus cerebros la mayor cantidad de información posible para aprobar sus exámenes. Los profesores se concentran más en cubrir los objetivos fijados que en animar a los alumnos a descubrir su potencial. Una escuela de verano responde a estas complejas necesidades poniendo un mayor énfasis en el desarrollo de habilidades y estimulando la curiosidad, la creatividad y la autonomía.

6. Estudiar en una famosa ciudad internacional
Parte de tu experiencia de aprendizaje internacional consiste también en conocer otras culturas. Encuentra cursos de verano en famosas ciudades cosmopolitas.

Descubre la impresionante arquitectura, las excelentes galerías y museos, prueba la buena comida y disfruta de la vida nocturna en una experiencia muy enriquecedora. Si estos lugares no despiertan su interés, pruebe con otros en Islandia, Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Países Bajos, España, Francia y muchos más.

7. Mejora tus calificaciones
Una de las razones más obvias para hacer un curso de verano es aumentar los resultados de tus exámenes. Las horas extra de estudio te ayudarán a reforzar tus conocimientos sobre una materia. Los métodos de aprendizaje innovadores y eficaces pueden incluso darte nuevas ideas sobre cómo enfocar el aprendizaje. Obtén habilidades prácticas, como aprender a escribir un ensayo crítico o aplicar técnicas eficaces para garantizar el éxito de los resultados de los exámenes.

8. Actualizar un CV impresionante
Como cualquier actividad extraescolar, una escuela de verano demuestra tu nivel de compromiso con tu propio desarrollo y tu voluntad de ir más allá. Enumera las habilidades que adquiriste durante la escuela de verano y cómo te ayudaron a rendir mejor en diversos ámbitos. Estas ventajas causarán una impresión positiva independientemente de la carrera que elijas seguir. La preparación extra contribuirá probablemente a obtener mejores notas y a acceder a mejores universidades.

9. Entorno de aprendizaje intensivo e interactivo
Una escuela de verano ofrece un entorno académico centrado, con clases más pequeñas y menos horas de aprendizaje. Como la duración del estudio es limitada, los profesores suelen establecer objetivos de estudio muy precisos. Te sumergirás en una asignatura y adquirirás una sólida base en la materia. Un mayor nivel de interacción te ofrece la posibilidad de pedir a los profesores información detallada y participar en los debates de clase.

10. Hacer nuevos amigos
El ambiente de estudio acogedor y altamente interactivo típico de una escuela de verano es el escenario perfecto para hacer un montón de nuevos amigos. Inicia relaciones duraderas interactuando con tus compañeros de clase y participando en eventos sociales. Incluso a los estudiantes más tímidos les resultará más fácil abrirse, gracias al ambiente acogedor, los intereses compartidos de los participantes, los grupos de estudio reducidos y la aceptación de la diversidad.

11. Inspirarse
Aunque muchos estudiantes pueden elegir un programa de verano por razones muy diferentes, algunos pueden simplemente querer dedicarse a un estudio de verano para ocupar su tiempo durante las largas vacaciones de verano. Todo el mundo puede beneficiarse de una idea nueva, y una escuela de verano es el lugar perfecto para encontrar más de una.

12. Diviértete mucho
Las escuelas de verano también pueden ser una experiencia muy divertida. Las actividades innovadoras de las clases son estupendas para romper el hielo social, además de otras grandes oportunidades para interactuar con estudiantes brillantes de ideas afines. Participa en eventos especiales, fiestas y viajes a la ciudad que harán que tu experiencia en la escuela de verano sea inolvidable.